La mente ordena, el cuerpo obedece. Una sencilla y común imagen de borde

La mente ordena, el cuerpo obedece.

“Todo está en la mente” cuantas veces hemos escuchado esta frase sin pensar a profundidad en lo que realmente significa. El cerebro humano es el encargado de dar todas las órdenes a los demás órganos para que nuestro cuerpo funcione, en otras palabras “la mente ordena el cuerpo obedece”. De igual forma ocurre con nuestros pensamientos, muchas veces creemos que las cosas que nos ocurren se deben a factores externos, y no es así. Nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos, nuestra mente se encarga de generar pensamientos negativos, que nos hacen sentir inseguros y sabotean nuestras acciones.

Aquí algunas de las frases negativas más comunes:

No soy capaz de hacerlo. ¿Cómo sabes qué eres incapaz? ¿Ya lo intentaste? No pongas límites a la posibilidad de aprender.

Es muy tarde para mi. En realidad sólo algunas cosas están limitadas por el tiempo, la edad no tiene que ser un factor para el aprendizaje, por ejemplo. No uses esta frase como pretexto para evitar un reto.

No puedo equivocarme. No permitas que el perfeccionismo te lleve directo al fracaso por miedo de intentar algo. El error es parte de la vida y en este también hay conocimiento y crecimiento.

Así soy y no puedo cambiar. No te niegues la oportunidad de mejorar, no te derrotes antes de intentar un cambio, por más complicado que parezca.

Fuente

vidayestilo.terra.com