8 habilidades que te ayudarán a mejorar tu comportamiento Una sencilla y común imagen de borde

8 habilidades que te ayudarán a mejorar tu comportamiento

A partir de nuestro nacimiento, vamos aprendiendo habilidades sociales que mejoran nuestro comportamiento. Esta es una cualidad necesaria para vivir en armonía con quienes nos rodean, y nos ayuda a vivir una vida plena y emocionalmente sana.

Además, existen estudios científicos que sugieren que las personas que dominan estas habilidades gozan de un mayor bienestar. Primero entendamos que cuando hablamos de habilidades sociales, nos referimos a aquellos comportamientos o conductas, bien sean verbales o no verbales, que nos permiten relacionarnos de la mejor manera posible con nuestro entorno.

1- Escuchar:

No solamente oír, sino escuchar con todos los sentidos y toda la atención debida, entendiendo la diferencia entre ambas palabras. Oír es percibir los sonidos a través de los oídos sin necesariamente entender lo que estamos oyendo. Mientras que para escuchar algo debemos tener activados nuestros demás sentidos para entender lo que escuchamos.

2- Asertividad:

Con esto me refiero a poder expresar nuestras opiniones propias, pero siempre respetando las opiniones de los demás.

3- Empatía:

Esta habilidad es muy importante ya que con ella logramos entender las emociones y los pensamientos de las otras personas.

4- Respeto:

Esta es una de las habilidades más importantes y que solemos aprender desde muy pequeños. Comúnmente solemos aplicarla con el propósito de que las demás personas se sientan tratadas con consideración.

5- Paciencia:

Nada que nos ayude más a encontrar la paz y la relajación como la paciencia, aunque a veces alcanzarla es un reto. Cuando se logra controlar es una maravillosa bendición.

6- Compasión:

Entendamos que nadie es perfecto y todos en algún momento podemos cometer errores.

7- Capacidad de negociación:

Habilidad que ayuda a evitar cualquier tipo de conflicto innecesario.

8- Comunicación:

Y, por último, pero no menos importante, la habilidad de poder expresarnos tanto de manera verbal como no verbal es sumamente importante.