Amar y aceptar tu cuerpo te hará más feliz Una sencilla y común imagen de borde

Amar y aceptar tu cuerpo te hará más feliz

En la actualidad, la imagen tiene una importancia fundamental y esto se aplica en el modo en que nos juzgamos a nosotros mismos. El físico juega un papel muy importante en la búsqueda de trabajo y en cómo nos relacionamos con los demás, pero también cómo nos vemos y nos sentimos con nosotros mismos.

Un equipo de investigadores de la Chapman University publicó un estudio, donde se exploran los factores psicológicos que se relacionan con la satisfacción de nuestra propia apariencia. Y una de las principales conclusiones de este estudio, es que el modo en que las demás personas valoran nuestra apariencia interfiere en nuestra felicidad.

Comúnmente son las mujeres las que suelen sentirse inconformes con su estilo de cuerpo y son las más criticadas; sin embargo, el estudio demostró que los hombres no se escapan de ser juzgados. Aunque en las mujeres lo más ligado a la felicidad es el físico, para los hombres lo más ligado a la felicidad es la situación económica.

La investigación reveló que el porcentaje de personas que realmente están satisfechas con su peso o apariencia es muy baja, tan solo un 24% de los hombres y un 20% de las mujeres. Esto lo único que demuestra es que cada vez más las personas estamos condicionadas o forzadas, bien sea por la presión social o por decisión propia, a amoldarnos a unos cánones de belleza muy altos. El resultado es una mayor cantidad de personas insatisfechas con su propio peso y apariencia, lo que muestra una clara tendencia a unos niveles muy bajos de autoestima.

Pero más allá de la imagen personal, entendamos que aunque no estemos satisfechos con nuestra apariencia no debemos encasillarnos en eso, porque sin dejar de ser importante, hay muchos otros factores esenciales en la persona que también hay que desarrollar y que trascienden en nuestras relaciones familiares, laborales y sociales.