El amor propio: primer paso para el éxito Una sencilla y común imagen de borde

El amor propio: primer paso para el éxito

Mucho se dice sobre el amor propio y su importancia, pero realmente ¿qué es? La respuesta es muy sencilla, el amor propio es el estado mental y espiritual en el cual nos aceptamos, nos queremos y cultivamos tal como somos. Es muy importante para una vida feliz, porque nos ayuda a realizarnos y respetarnos desde la inteligencia emocional.

El amor propio es el motor que te ayuda a administrar tu tiempo, ser respetuoso con tus principios y valores, consecuente con tus acciones y responsable de tus actos.

“Ámate a ti mismo primero y todo lo demás vendrá a continuación. Realmente tienes que amarte a ti mismo, para conseguir hacer algo en este mundo”, decía Lucille Ball. Esta frase pone de manifiesto que el amor propio es el principio de una vida plena y llena de salud emocional y espiritual. Te invitamos a seguir estas recomendaciones para aumentar y cultivar el sentimiento de amor y respeto para la persona más importante del mundo: tú.

  • Sé consciente de tus emociones y patrones mentales, detecta pensamientos negativos que tengas hacia ti y disminuye la frecuencia con la que aparezcan en tu mente. Intenta tener siempre un pensamiento agradable para ti, por ejemplo, siéntete orgulloso cuando tengas un día productivo y mantén una actitud positiva para prolongar ese logro.
  • Asume la responsabilidad de tus actos, basándote en tus principios y moral, nunca hagas cosas por obligación sino por convicción.
  • Cuida tus necesidades básicas, una alimentación balanceada y ejercicio regular ayuda a tener un estilo de vida en el que es más sencillo mantener un equilibrio y organización positiva.
  • Aléjate de personas y pensamientos tóxicos que no contribuyen en nada a tu desarrollo emocional y espiritual; al contrario, rodéate de personas que te ayuden a crecer y superarte siempre desde tus valores y convicciones personales.
  • No seas tan duro contigo mismo y aprende a perdonarte, a veces en la búsqueda de la excelencia olvidamos que los seres humanos cometemos errores. Perdonarse a sí mismo es unos de los procesos que más contribuye con el amor propio, pues permite aprender la lección y seguir adelante sin arrepentimiento ni frustración.

Por lo tanto, el amor propio es ese sentimiento de respeto y conciencia que tienes sobre ti y debes velar por siempre estar en sintonía con tus acciones y pensamientos para no permitir maltratos de terceros.

¡Quiérete primero a ti!