Beneficios del helado para nuestra salud y estado de ánimo Una sencilla y común imagen de borde

Beneficios del helado para nuestra salud y estado de ánimo

Según un estudio realizado por la universidad japonesa de Kyorin, publicado en el diario británico The Telegraph, señala que comer helado al despertar permite tener tiempos de reacción más rápidos y mejora el procesamiento de información.

El estudio consistió en que los participantes comieran 3 cucharadas de helado a primera hora de la mañana para luego resolver una serie de ejercicios mentales. Durante el procedimiento se descubrió que las ondas cerebrales presentaron una alta frecuencia en las ondas alfa que están asociadas a la concentración, relajación y coordinación mental, así como el nivel de irritación y lucidez elevada.

Según lo demostrado por el profesor científico Yoshihiko Koga, no fue precisamente la baja temperatura del helado lo que estimuló la capacidad intelectual de los voluntarios, ya que se intentó probar exactamente lo mismo pero con un vaso de agua fría y no se obtuvo el mismo resultado. Así que el efecto tendría que ver más bien con los ingredientes de este postre y sus beneficios.

De acuerdo con el informe “El Libro Blanco de los helados” creado por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, detalla que este alimento nos aporta vitamina B2, calcio y proteínas.

Así que el helado no solo nos hace más inteligentes sino también genera beneficios importantes a nuestra salud, siempre que lo consumamos en su justa medida:

– Fortalece nuestros huesos y nos ayuda a perder de peso:
Los que contienen leche y son ricos en calcio, Según el médico nutricionista Bernardo Lafuente el helado contiene calcio, lo que permite quemar calorías.

– Favorece a nuestro estado de ánimo:
Las diferentes texturas y sabores permiten que este delicioso postre influya en nuestro estado ánimo, refrescándonos y generándonos una sensación de placer.

– Vigoriza el sistema inmunológico:
Los helados a base de frutas que nos pueden aportar vitamina A (helado de mora, manzana, sandía, naranja o melocotón), vitamina B1 y B2 (helado de frambuesas, kiwi, piña, limón o mango) y vitamina C (helado de fresa, mandarina, banana o piña) contribuyen a elevar y reforzar las defensas de nuestro organismo para combatir enfermedades.