¿Cómo desarrollar la creatividad? Una sencilla y común imagen de borde

¿Cómo desarrollar la creatividad?

La creatividad es una habilidad que desarrollamos para materializar una idea. De allí deriva el que sea vista como la hija de la imaginación. Nos permite destacar ante los demás, incrementar nuestra autoconfianza, afinar nuestra percepción, aumenta nuestro entusiasmo y algo muy interesante, nos permite demostrar la capacidad para afrontar cualquier reto y resolución de problemas.

Todos podemos tener imaginación, así que también ocurre lo mismo con respecto a la creatividad. Simplemente que la imaginación es un acto más mental que material, lo que la hace más sencilla de desarrollar. Por ejemplo, si cierras tus ojos e imaginas una playa (o cualquier cosa) y puedes hacerlo entonces tienes imaginación. Ya que ésta no trabaja necesariamente con lo que tenemos frente a nuestra vista.

¿Por qué es necesario desarrollar nuestra creatividad? Es algo así como cuando no ejercitas un músculo y se atrofia. Algunas estrategias nos ayudan a mejorar y ejercitar nuestra capacidad de crear cosas maravillosas ¡Atrévete a probarlas!

  •  Observa, Lee, Aprende 

Tómate un tiempo pare detallar películas y videos innovadores, intenta imaginar cómo lo harías tú y en cada historia qué tipo de personaje pudieras representar. Alimenta tu mente con buenos libros que enriquezcan tu sabiduría, no solamente los leas sino que puedas vivir cada uno de los aprendizajes.

  • Rodéate de gente ingeniosa

Encuentra ejemplos a seguir en personas exitosas. No se trata de copiar sino simplemente entender que si personas de carne y hueso pudieron hacerlo, entonces tú también. Recuerda que nuestra personalidad se ve influenciada fuertemente por las vivencias que hayamos tenido, así que es normal que algunas personas indudablemente hayan vivido más que tú, es allí cuando te conviertes en una esponja del ingenio.

  • Usa tu cuerpo y tus sentidos

Como estamos hablando de crear, muchas veces menos es más. No necesitas construir un edificio para demostrar tu creatividad. Comienza por cosas sencillas y útiles donde puedas sentir lo que estás haciendo. Por ejemplo: Agarra pintura y dibuja cualquier cosa que se te venga a la mente en ese momento. Procura involucrar cada parte de tu cuerpo ¡Muévete! Escucha música, baila o haz estiramientos.

Si te dicen que pienses en un perro, ¿cómo te lo imaginarías? Probablemente lo veas representado en una raza que te guste. Ahora, si pudieras ponerle algún color, seguro lo imaginarías con un color que creas conveniente o eligirías tu color favorito. Todo se trata de darle toda la libertad a tu mente sin sentir algún tipo de inseguridad. No te detengas y agrégale a todo lo que veas y sientas tu propia percepción.