El apego acaba con la felicidad Una sencilla y común imagen de borde

El apego acaba con la felicidad

Alberto Sardiñas Escrito por: Alberto Sardiñas | Fecha de publicación: 07 de August de 2017

Cuando queremos a alguien, nos importa y deseamos lo mejor para esa persona – en conjunto con la empatía, la reciprocidad y el cariño que esa persona nos da – se crea el apego, aunque éste también a veces se canaliza hacia situaciones o cosas. Aunque nos permite demostrarle a otros lo importantes que son en nuestra vida, también es clave no permitir que el apego nos mantenga atados al pasado.

Mantenernos amarrados emocionalmente a personas, situaciones o cosas nos hace muchísimo daño e incluso puede llegar a acabar con nuestra felicidad. Comparto contigo 3 situaciones en las que esto puede ocurrir.

Cuando te apegas a una relación que terminó: Mucha gente se apega a relaciones pasadas porque las mismas fueron muy buenas, sin embargo si terminaron (por la razón que sea), lo mejor que puedes hacer es tomar tus aprendizajes y seguir adelante con tu vida. Apegarte algo que terminó solo te genera sufrimiento y te impide avanzar.

Cuando te apegas a un recuerdo: Normalmente esto ocurre cuando nos quedamos amarrados a un recuerdo de algo que vivimos y que queremos volver a experimentar. Sin embargo lo más probable es que esa experiencia sea imposible de revivir exactamente igual y esta fijación nos impide disfrutar de los momentos y de las nuevas experiencias.

Cuando te apegas a las cosas: Debemos sentirnos felices con las cosas materiales que con nuestro esfuerzo hemos logrado cosechar, pero muchas veces las situaciones de la vida nos llevan a desprendernos de cosas materiales y no podemos sufrir por ello. Ayudar a otros menos afortunados es algo muy gratificante que te podrías estar perdiendo por culpa del apego.

El apego es algo bueno en nuestra vida, porque es positivo sentir cosas agradables por aquellos que nos importan, pero cuando las situaciones llegan a un final o es necesario desprenderse de algo, no podemos permitir que éste nos frene de seguir adelante.

¿Alguna vez te apegaste en exceso a algo o alguien? Comparte conmigo tu experiencia y opinión en los comentarios.