Factores que debes cuidar para aumentar tu felicidad Una sencilla y común imagen de borde

Factores que debes cuidar para aumentar tu felicidad

¿Qué factores influyen en nuestra felicidad? En ocasiones no pensamos en eso sino que prestamos suma atención a los problemas que nos afectan o a eso que constantemente busca quitarnos la sonrisa. ¿Por qué? Quizá una manera de entenderlo es porque una situación adversa hace que nuestro enfoque se dirija exactamente en buscarle la solución de “aquello” que necesitamos resolver.

Ahora, qué diferente sería si nuestra mente se enfocara más en lo que nos hace feliz y no en lo que nos hace infelices.

Probaremos con recordar algunos de esos factores que sí nos permiten mejorar nuestra manera de ver la vida.

1- La personalidad

La actitud que mostramos ante los demás cuando nos expresamos o enfrentamos la vida dice mucho de nosotros.
El nivel de felicidad se puede ver afectado por nuestra forma de ser. ¿Cómo reaccionas ante un problema? ¿Qué tipo de soluciones planteas? ¿Cómo enmendas un error? Son solo alguna de las preguntas que debemos hacernos para entender qué tan felices somos.

2- El entorno o ambiente

Aunque muchas veces no lo concientizamos, el entorno donde hemos crecido y/o lugar donde vivimos puede influir mucho en nuestro estado de ánimo. ¿Qué percibes de las personas que te rodean? ¿Cómo es tu relación con tus vecinos? ¿Qué tan lejos estás de tu trabajo, universidad o tus amigos? Algunas veces el tráfico, el clima o la distancia puede llegar a afectarnos positiva o negativamente.

3- El nivel de exigencia

Del 1 al 10 ¿Qué tan perfeccionista eres? Cuando no nos permitimos equivocarnos y constantemente vivimos en un estado de competencia contra los demás, difícilmente tendremos resultados positivos. Sin embargo, si aprendemos a exigirnos para ser cada vez mejores, con derecho a equivocarnos, entonces podemos entender que caernos no nos impide levantarnos y continuar, que más bien, nos hace aprender.

4- Las relaciones interpersonales

El desenvolvimiento de nuestras relaciones afectará positiva o negativamente nuestra autoestima. ¿Cómo te la llevas con tu familia, amigos, compañeros o incluso desconocidos? Cultivar relaciones sanas aumenta nuestro nivel de felicidad y nos genera una multiplicación de bienestar.

5- Los pensamientos

Nuestra batalla constante es contra nuestra propia mente. Aquello que pensamos de nosotros mismos, de los demás o de las situaciones que enfrentamos diariamente. Los pensamientos son un recurso que tenemos y debemos aprender a utilizarlos. Por ejemplo: Si invertimos tiempo en pensar cosas positivas de nosotros mismos, muchas cosas pueden cambiar. Además, podemos también idear, innovar y desarrollar nuestra creatividad a través de nuestros pensamientos.