Frases sobre la vida, el alma y la felicidad Una sencilla y común imagen de borde

Frases sobre la vida, el alma y la felicidad

El filósofo y escritor romano Lucio Anneo Séneca -llamado Séneca el Joven- fue conocido por sus obras de carácter moralista y como un pensador ilustre que lo destacó como intelectual y político en la antigua Roma.
Entre sus obras más conocidas están las tragedias Hércules furioso, Las troyanas, Hipólito, Edipo, Fedra. Mientras que sus diálogos moralistas  resaltaron los nombres de Sobre la ira, Sobre la providencia y Sobre la brevedad de la vida, entre otros más.

«A algunos se les considera grandes porque también se cuenta el pedestal».

«A quien beneficia el crimen, ése es el autor».

«Admira a quien lo intenta, aunque fracase».

«Al comienzo fueron vicios, hoy son costumbres».

«Alcanzó la sabiduría quien supo morir tan seguro como nació».

«Algunas veces incluso vivir, es un acto de coraje».

«A muchos gobernarás, si la razón te gobierna a ti».

«Aquel que es valiente, es libre».

«Cuando el sol se eclipsa para desaparecer, se ve mejor su grandeza».

«Debe necesariamente temer mucho, quien es temido de muchos».

«El alma es quien hace noble y es sobre ella, con lo que podemos elevarnos a cualquier condición por encima de la fortuna».

«El alma noble posee la gran cualidad de apasionarse por las cosas honestas».

«El amigo se ha de poseer en el corazón, y el corazón nunca está ausente».

«El camino más breve para las riquezas es, el desprecio de las riquezas».

«El sabio nunca carecerá de alegría, pues ella nacerá de sus propias virtudes».

«Entre los demás males, el peor es andar variando los vicios».

«Importa mucho más lo que tú piensas de ti mismo, que lo que los otros opinen de ti».

«Jamás se descubriría nada, si nos considerásemos satisfechos con las cosas descubiertas».

«La felicidad no mira dónde nace, sino adónde puede llegar».

«La recompensa de una buena acción es, haberla hecho».

«La verdadera felicidad no consiste en tenerlo todo, sino en no desear nada».

«No es la escuela la que nos enseña, sino la vida».

«No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho».

«No existe ningún gran genio, sin un toque de demencia».

«Pobre no es el que tiene poco, sino el que mucho desea».

«Prefiero molestar con la verdad, que complacer con adulaciones».

«Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo».

«Son los deleites los que nos ocasionaron debilidad».

«Trata a tu inferior como quieras ser tratado por tu superior».

«Vencer sin peligro, es ganar sin gloria».