La aromaterapia como equilibrio emocional Una sencilla y común imagen de borde

La aromaterapia como equilibrio emocional

La aromaterapia funciona como una excelente alternativa que se utiliza con la intención de mejorar el estado de salud y elevar el nivel de bienestar en las personas. Sus grandes beneficios derivan de las propiedades que se encuentran en los aceites extraídos de las plantas, árboles, hierbas y flores que generan aromas placenteros y nutritivos.

El olfato como principal sentido

Según investigaciones realizadas por los estudiosos de la aromaterapia se ha determinado que, al estimular el olfato se activan emociones con mayor intensidad hacia los recuerdos, dado que es un sentido que va conectado a la misma zona del cerebro donde se encuentra la memoria. El uso terapéutico aprovecha la relación que existe entre el aroma y los recuerdos al utilizar los diferentes tipos de aceites para logra transformar y equilibrar el estado emocional. Ayudando a disminuir la ansiedad, depresión y fatiga mental.

El tacto como instrumento estimulante

Históricamente por medio del tacto las personas se comunican y reciben expresiones de cariño, lo que se convierte en una necesidad natural. Este sentido genera altas estimulaciones en el sistema nervioso, permitiendo dar paso a la relajación por medio de los masajes terapéuticos y fomentando la secreción de endorfinas (hormona de la felicidad).

Entre los principales beneficios que tiene la aromaterapia están:

1- La liberación de estrés para tratar la ansiedad, insomnio y depresión.

2- Mejora la función pulmonar y enfermedades del sistema respiratorio.

3- Alivia dolores musculares, dolores de cabeza e inflamaciones, por lo que actúa como efecto analgésico.

4- Cuida la piel y combate infecciones dermatológicas asociadas a eccemas, psoriasis, acné, cicatrices o manchas.