La felicidad de los daneses Una sencilla y común imagen de borde

La felicidad de los daneses

La palabra Hygge que se pronuncia ‘juga’ tiene un origen noruego que significa ‘bienestar’ y que es el secreto de la felicidad de los daneses. Aunque Dinamarca lideraba el ranking de países más felices del mundo. En la última edición siguen estando en la lista de los países más felices del mundo.

En una facultad de Reino Unido se estudia ya el ‘hygge’ danés y se enseña a los alumnos cómo disfrutar de las pequeñas cosas, porque de eso se trata, básicamente. Si no lo utilizan de libro de cabecera deberían incluirlo en el temario porque Meik Wiking, director del Instituto para la Búsqueda de la Felicidad de Copenhague, ha detallado en un volumen de casi 300 páginas la fórmula de la sonrisa danesa. El libro se titula ‘Hygge, la felicidad de las pequeñas cosas’ (Libros Cúpula) y ya es un ‘best seller’ en catorce países.

El manual empieza por las velas. Y cuenta que en danés la palabra ‘aguafiestas’ se traduce como ‘el que apaga las velas’. Mala cosa es un país que consume 6 kilos de cera al año frente a solo tres kilos de bacon, por poner un ejemplo gráfico. Los candelabros están casi siempre encendidos en los hogares, para dar luz y calor, y solo un 4% de la población dice no recurrir a las velas para crear ambiente en casa. Por cierto, velas sin perfume.