¿Has oído hablar del Phubbing y el impacto que podría tener en tu felicidad? Una sencilla y común imagen de borde

¿Has oído hablar del Phubbing y el impacto que podría tener en tu felicidad?

El término proviene de la unión de las palabras en inglés “Phone” y “Snubbing” y consiste en la práctica de ignorar a otros mientras nos distraemos con nuestros teléfonos celulares.

¿Alguna vez has estado con tu pareja o con una amigo y de repente sientes que te quedas hablando solo(a) mientras la otra persona dedica su atención a la pantalla del celular? 

Pues entonces formas parte del alto porcentaje de personas que han sido objeto de Phubbing.

El practicar o ser objeto de Phubbing es algo que no sólo nos desconecta de otros, sino lo que es peor nos desconecta de nosotros mismos.

Según estudios realizados en la Universidad de Baylor por David y Roberts, el 70% de las personas en Estados Unidos duermen con sus celulares al lado de su cama, 80% de nosotros tomamos el teléfono en los primeros 15 minutos del día aun cuando 80% de nosotros reconoce que interfiere en nuestras relaciones personales. El ser objeto de Phubbing genera un incremento de las redes sociales lo cual contribuye a tu exclusión de relaciones sociales y por ende te acerca a patrones depresivos.

Si bien es cierto que los efectos negativos mayores de esta práctica han sido registrados en personas mayores de 40 años y en mujeres, el resto de la población no está exento. 

La urgencia en el uso de redes sociales se ha incrementado producto del Phubbing, ya que el que se siente excluido busca pertenecer a algún grupo y en lugar de correr el riesgo de ser ignorado por otra persona se resguarda en redes sociales. Estudios señalan que al ser objeto del Phubbing en 10 segundos o menos, nos vamos a encontrarnos con nuestro móvil.

Cuando eres excluido o ignorado socialmente producto del Phubbing las zonas del cerebro que detectan el dolor se activan, lo cual te invita a ser aceptado por otros y te mueve a las redes sociales, esto a su vez te lleva a excluirte del mundo real que implica que al volverse recurrentes, de manera inmediata incentivan un camino a la ansiedad y posible depresión. 

¿Cómo contrarrestar los efectos negativos del Phubbing? 

  • Cuando alguien te ignore usando su teléfono celular, inicia tu respuesta con paciencia y compasión, asume que esa persona no lo está haciendo con mala intención sino que lo hizo por impulso debido a los efectos adictivos de las redes sociales y la luz del celular.
  • Considera que esa persona que te hizo “Phubbing” no está buscando excluirte sino que más bien él está buscando ser incluido y no quiere perderse de algo que pueda estar pasando vía redes sociales.
  • La próxima vez que tengas una conversación importante o que no desees interrumpir deja tu celular fuera del alcance de tu mano por unos minutos; elimina las notificaciones, de esa manera no tendrás la tentación de levantarlo.
  • Utiliza aplicaciones y los recursos del sistema operativo de tu dispositivo móvil para limitar el tiempo que te expones a redes sociales y al uso del mismo.
  • Define zonas y momentos “Libres de Tecnología” en tu día y casa.
  • 30 minutos antes de dormir pon tu celular en “Airplane mode” de manera de evitar distracciones y promueve un momento de “cuddling”, conversación cariñosa con tu pareja o hijos. Si vives solo (a) destina ese tiempo para meditar y agradecer sobre las maravillas que tuvo tu día.

Recuerda que somos más felices cuando vivimos el presente, que las conexiones sociales ameritan de tu compasión, apertura y vulnerabilidad, así que te invitamos a dejar el celular a un lado en los momentos en los que tengas a una persona enfrente o al lado dispuesta a conversar, y que tengas el coraje de conectarte viéndola a los ojos y diciéndole junto con un abrazo “#ToyFeliz por tenerte aquí a mi lado“.