Pasos para tomar una decisión acertada Una sencilla y común imagen de borde

Pasos para tomar una decisión acertada

Constantemente nos vemos comprometidos en tomar una decisión. Desde que nos despertamos decidimos si queremos levantarnos o no de la cama. Pensamos qué queremos hacer luego: si, cepillarnos los dientes o ducharnos, elegimos la ropa, vamos a desayunar y así sucesivamente, van presentándose eventos en donde debemos decidir con una simple respuesta: sí o no.

Muchas veces en la vida debemos asumir riesgos para obtener grandes recompensas. Estas nos hacen sentir más felices y satisfechos y elevan nuestro crecimiento como personas, enfocados en alcanzar una o varias metas determinadas.

1- Piensa lo que quieres lograr

¿Qué quieres hacer? ¿Por qué y para qué lo quieres? ¿Qué te hizo pensar en eso?

Haz un pequeño status del estado en el que te encuentras: material,emocional y espiritual. Escribe y desarrolla en una hoja una lista de tus deseos y muy importante, escribe lo que te ha motivado a llegar hasta aquí.

2- Medita y estudia la situación

Tómate tu tiempo para pensar en las respuestas. Reflexiona desde lo macro a lo micro de la situación. Examina cada detalle. De todas las ideas que has pensado, ¿cuál es la más importante? Jerarquiza por orden de prioridades lo que quieres lograr.

3- Observa las posibilidades y opciones que tienes

¿Cuáles son las ventajas y desventajas que tienes para desarrollar tu idea o deseo? ¿Con qué habilidades cuentas? ¿Qué talentos puedes aplicar? ¿Qué tipo de inversión deberías hacer?

Busca alianzas, toma en cuenta lo que tienes tanto material como mentalmente, ¡no olvides que el conocimiento tiene un valor!

4- Asesórate y rodéate de personas exitosas

Los ejemplos de otras personas te pueden ayudar. Pregúntales cómo lo lograron y qué necesitaron para hacerlo. Adquiere cada conocimiento que te puedan dar. Toma lo bueno y desecha lo malo que te puedan decir. Adopta sus pasos pero adecúalos a tu estilo y tipo de meta. Recuerda que no se trata de fórmulas secretas. Tú mismo eres la llave del éxito.

5- Mide el tiempo que tienes y tus proyecciones

Cronometra el tiempo que tienes y aprovecha cada minuto que tengas para trabajar en tu meta. Utiliza el tiempo y márcalo dependiendo de tus habilidades. Toma en cuenta lo que pudiera o no pasar. De esa manera evitarás caer en frustración si algo no sale como lo esperabas.

6- Toma la decisión y sé constante ¡Sigue adelante! 

Si después de haber evaluado todo elegiste el camino que creíste adecuado, entonces lo que te queda es persistir hasta el final. Sin importar los obstáculos. Aunque tengas la fecha de inicio, entiende que la fecha realmente de que se pueda concretar una idea te la irá mostrando el tiempo. No te apresures, no te duermas pero tampoco te conformes.