¿Por qué no es bueno complacer a todo el mundo? Una sencilla y común imagen de borde

¿Por qué no es bueno complacer a todo el mundo?

Complacer no es más que satisfacer alguna petición o deseo de alguien. Sin embargo, no siempre es posible hacer feliz a todo el mundo y aún más, tampoco es conveniente ya que a veces nuestras necesidades no son compatibles con los demás esperan.

Desde muy pequeños nos enseñan el valor de hacer feliz a cualquier persona que forme parte de nuestro círculo personal o social. Pero no siempre es posible ni conveniente hacerlo. Se deben saber establecer prioridades y nadie es egoísta por ofrecerse el valor que merece para cuidar de su bienestar, de su propia felicidad.

Por ello debemos aplicar día a día algunos sencillos tips que ayudan a invertir a quien de verdad lo merece pero empezando siempre por tu persona.

  • Brindar apoyo no implica esclavizarse.
  • Evita complacer cuando hacer feliz a todo el mundo acaba destruyéndote.
  • A veces contentar siempre a l otro es no contentar a nadie.
  • La felicidad debe ser brindada y ofrecida con libertad, no por complacer a los demás.
  • Reconoce el esfuerzo de los demás y así los demás lo harán contigo.
  • Haz feliz a quien te ofrezca felicidad a cambio de nada.
  • Cultiva la satisfacción personal. Haz lo que te haga sentir bien y lo que de verdad te ofrezca un crecimiento personal.
  • Aparta los remordimientos de conciencia por no caerle bien a todos, o no hacer lo que otros esperan de ti.
  • Sé tú mismo y muestra tu riqueza personal. Todos tenemos opiniones y puntos de vista diferentes.