¿Qué tipo de personalidad tienes? Una sencilla y común imagen de borde

¿Qué tipo de personalidad tienes?

El psicólogo Carl Gustav Jung utilizó distintos arquetipos de la psique humana. Creía que existían personalidades universales.

Mediante 12 arquetipos que simbolizan las motivaciones humanas combina los valores, significados y rasgos de personalidad. ¿Quieres saber cuál eres tú? Ten presente que cada uno puede poseer distintos arquetipos en su personalidad, pero siempre uno  va a dominar. Saber qué tipo de arquetipo somos nos ayuda a modificar nuestro comportamiento  hacia el tipo de persona que queremos ser.

El inocente: son los que por falta de experiencia se muestran vulnerables ante el mundo. Sin embargo son felices. Quieren sentirse amados y ser reconocidos por eso tratan de hacer las cosas bien. El inocente es también conocido como utópico, ingenuo, romántico y soñador.

El cuidador: es maternal y protector. Su miedo más grande es el egoísmo y la ingratitud. Su debilidad es caer fácilmente en el martirio y en la explotación. Su talento principal es la compasión y la generosidad. El cuidador es también conocido como el santo, altruista, padre y ayudante.

El héroe: trata de demostrar su valía a través de actos valerosos. Competente y valiente por un lado, pero arrogante y tonto por otro. El héroe es también conocido como el guerrero, el salvador, el superhéroe, el soldado y el ganador.

El huérfano: Es la parte de nosotros que sabe qué cualidades debe esconder y cuáles resaltar para poder encajar con los otros. Evita situaciones que puedan ser comprometedoras o dañinas. Prefiere la seguridad a la aventura. Es realista y muy empático.

El explorador: No pueden soportar el aburrimiento y siempre están corriendo en busca de su próxima gran aventura. Es ambicioso y audaz. Su mayor temor es la conformidad y el vacío interior. Son autónomos, ambiciosos y fiel a sí mismos.

El rebelde: La filosofía del rebelde es que las reglas se hicieron para romperse. Es la revolución y la venganza y busca destruir lo que no funciona. Es fanático, radical y a veces delirante. También se le conoce como el revolucionario, el destructor o el hombre salvaje.

El amante: Buscar la unión con la gente y el entorno que les gusta. Su virtud es la pasión, la gratitud, el aprecio y el compromiso. Su debilidad es que por complacer a otros, puede perder la propia identidad.

El creador: Quieren dejar un legado para ser recordado. Suelen ser demasiado perfeccionistas. También se les llama el artista, el inventor, el soñador o el músico.

El loco: se ríe de todo, haciendo que las cosas no sean tan rígidas. Su lema es “Sólo se vive una vez”. Su miedo más grande es aburrir a los demás. Su debilidad es la frivolidad y la pérdida de tiempo. El loco también es conocido como el necio, el joker, el cómico o el bromista.

El sabio: trata de comprender lo que está a su alrededor. A veces piensan tanto las cosas que no llegan a actuar. Su temor es ser engañados y la ignorancia. También se conoce como el filósofo, el pensador, el planificador o el investigador.

El mago: Intentan hacer los sueños realidad a base de puro optimismo. Su talento es la búsqueda de soluciones benéficas para todos. Su debilidad es que pueden llegar a convertirse en manipuladores.

El gobernante: Quieren ser prósperos en lo que hacen, no van a aceptar el fracaso. Se asocia con la creación del orden y el mantenimiento de las reglas. Su debilidad es ser autoritarios e incapaces de delegar. Su talento es la responsabilidad y el liderazgo. También se conoce como el jefe, el líder, el rey o el administrador.