Razones para salir de tu zona de confort Una sencilla y común imagen de borde

Razones para salir de tu zona de confort

¿Alguna vez has escuchado la frase “viviendo en una burbujita de cristal”? Precisamente es así como muchos se sienten cuando creen que lo han alcanzado todo en la vida.

La zona de confort es comúnmente conocida como ese punto de la vida en donde creemos sentirnos cómodos y seguros. Haciéndonos ignorar que ese material de cristal pudiera quebrarse en cualquier momento y aunque el estar allí también demuestre el esfuerzo y dedicación logrado, el problema realmente radica cuando insistimos en permanecer dentro de ese lugar. A un nivel que empezamos a sentir miedo, si llegase el momento de salir.

¿Cuándo salir de la zona de confort?

El momento indicado para entender que llegó la hora de salir tiene que ver con la búsqueda de mejores resultados y nuevas oportunidades. Entender que fuera de esa zona encontramos: mayor libertad, riesgos, pasión, vida, confianza, movimientos, nuevas sensaciones, aventuras, prosperidad, éxito, descubrimientos, sueños, cambios y por supuesto, felicidad.

Razones para salir de tu zona de confort

1- Mejora tu carácter

Uno de los principales motivos que debemos desarrollar en los diferentes procesos tiene que ver con nuestra manera de actuar ante los problemas. ¿Qué tipo de reacción tenemos? ¿Cómo vemos a los demás? ¿Qué pensamos de nosotros mismos? Son diferentes preguntas que te ayudarán a entender lo que debes mejorar para evolucionar. Claramente, cuando trabajamos esta área de nuestras vidas nos podemos ver afectados pero al final de todo lo mejor será el aprendizaje ganado.

2- Desarrolla tu creatividad 

Cuando no parecen existir herramientas para enfrentarse a nuevas experiencias, comenzamos a trabajar nuestra creatividad y buscamos nuevas maneras de inspiración. Los desaciertos pudieran convertirse en impulsos para nuevas proyecciones. Evalúa qué propuesta o idea innovadora pudieras proponer ante una oportunidad cercana. Tu estilo te define y la manera en que aportas tus conocimientos también, así que dale libertad a tu imaginación.

3- Gana autoconfianza

Encontrar una motivación personal para lograr tus objetivos afianzará tu identidad: quién realmente eres y la seguridad que tienes en lo que sabes. Al momento de enfrentarte con todo un mundo de competitividad, se activan los sentidos y la autoconfianza comienza a fortalecerse, aumentando la percepción sobre ti mismo para lograr alcanzar una meta.

4- Aumenta tu desarrollo personal  

Asumir riesgos nos hace perder el miedo al fracaso y nos ayuda a cambiar nuestra manera de pensar para lograr una transformación hacia un mayor bienestar. Incluso te ampliará la visión de éxito, lo que habías logrado anteriormente poco a poco dejará de ser la cima de tu montaña y te darás cuenta de que existen montañas más altas que podrás alcanzar.

5- Conoce a nuevas personas

Vivir nuevas experiencias en diferentes lugares, te permitirá conocer a personas profesionales que compartan contigo sus conocimientos. Además, conocerás los testimonios de quienes han pasado probablemente por la misma situación que tú y han logrado el éxito. Eso te motivará a seguir esforzándote por alcanzar y materializar tus sueños.