Aprende a ser feliz con lo que haces Una sencilla y común imagen de borde

Aprende a ser feliz con lo que haces

¿Cuánto tiempo pudieras mantenerte feliz? Probablemente no tengas una respuesta exacta y es porque sencillamente no fuiste diseñado para sentir esa única emoción. Como seres humanos muchas veces logramos estar en el mejor momento pero también podemos estar en los peores y no precisamente sentirnos tan bien. Sin embargo, existe una importante diferencia entre permanente y constante que sería interesante conocer. Al esforzarnos diariamente por alcanzar la felicidad, pudiéramos lograr un estado constante a pesar de las circunstancias. Cuando asumimos una buena actitud ante las adversidades y resaltamos aspectos positivos de nuestra vida, poco a poco podremos fortalecer nuestro estado de ánimo.

Actualmente las personas pierden el enfoque fácil y rápidamente porque concentran su atención en el entorno que los rodea, siendo el peor de los casos un panorama  alentador. Cuando entendemos que la felicidad se encuentra dentro de nosotros mismos, en lo que hacemos, en los pequeños detalles de la vida y en los deleites gratuitos, entonces sabremos identificar la dirección correcta hacia donde debemos ir.

El filósofo francés Jean Paul Sartre lo tenía muy claro al decir: “Felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace”. El valor que le des a cada una de tus buenas acciones te dará el significado que necesitas para ser feliz. Entenderás que lo material no es perdurable mientras que lo intangible se termina convirtiendo en cada una de tus huellas imborrables que dejas en el camino.

El sentido de la  felicidad está en enfocarse en los aspectos verdaderamente importantes. No entregues tu felicidad y salud a las situaciones negativas. Recuerda que son momentos pasajeros, por el contrario busca permanecer resaltando tus mejores vivencias. De esa manera, podrás reposar tu mente, despejarla y seguir avanzando.