5 técnicas para fortalecer la autoconfianza Una sencilla y común imagen de borde

5 técnicas para fortalecer la autoconfianza

La autoconfianza es la seguridad y firmeza que te ayuda a avanzar y enfrentar adversidades que se presentan en la vida. Para lograrla, necesitas conocerte más y saber en qué eres bueno, en qué no tanto y en qué estás dispuesto a aprender.

Si careces de confianza en ti mismo y te gustaría aprender las habilidades necesarias para impulsarlo, puedes empezar con estos simples pasos:

1. ¡Comprométete!

La construcción de tu autoconfianza no puede ser un esfuerzo momentáneo. Debes hacerlo parte de tu día. Algo cotidiano hasta que empieces a sentir el avance. ¿Estás dispuesto a comprometerte contigo mismo para tener un momento diario de aprendizaje en esta área? Lo primero que debes saber es que quieres trabajar en tu autoconfianza y que tienes una mente abierta al interés por el conocimiento e investigación de esto.

2. Identifica

¿En qué no te sientes tan confiado?. ¿Te sientes incómodo sobre tus capacidades y habilidades? ¿Crees que no eres lo suficientemente atractivo y eso te hace sentir cohibido? ¿Te sientes tímido cuando hablas con los demás o cuando conoces gente nueva? Realiza la mayor cantidad de preguntas y tómate tu tiempo para desarrollarlas cada una. De esa manera podrás identificar de dónde viene tu bajo nivel de confianza. Empieza primero a trabajar un área específica y luego ve poco a poco con las demás.

3. Explora

Trata de descubrir los hechos que causan tu baja confianza en esa área que identificaste en el paso anterior. ¿Fue algo que sucedió en la infancia o en la adolescencia? ¿Cuál fue la situación reciente que provocó que esto saliera a relucir? ¿Cuáles son las creencias negativas que tienes sobre ti para que te sientas afectado? Anota cada situación que te puedas imaginar y escudriña tus pensamientos. Si presentas alguna herida profunda que fue ocasionada desde tu infancia que afecta tu confianza, es posible que necesites la ayuda de un consejero u otro profesional que pueda ayudarte a sanar y trabajar esta área de tu vida.

4. Desmonta

Resalta tus habilidades y réstale importancia a las malas percepciones que la gente tiene de ti. Toma nota de tus talentos, en lo que eres bueno y lo que la gente necesita de ti. Lo que pienses de tu físico también puede afectar tu autoestima de manera positiva o negativo. Así que si piensas que no eres lo suficientemente atractivo, observa las características atractivas que tienes y tus cualidades internas.

5. Reconstruye

Si tu auto-investigación revela áreas en las que necesitas mejorar (habilidades, relaciones, apariencia, etc.). Identifica exactamente qué acciones puedes tomar para fortalecer esas áreas. Se ha demostrado que la confianza en sí mismo aumenta con el esfuerzo y los logros. No permitas que tus pensamientos negativos te impidan tomar medidas para solucionarlo. Utiliza la evidencia que descubriste en el paso número 4 para recordar tus aspectos positivos sobre los negativos. Reconstruye tu confianza y verás los maravillosos resultados.