Valores para hacer al mundo un lugar mejor Una sencilla y común imagen de borde

Valores para hacer al mundo un lugar mejor

A veces estamos tan ensimismados en nuestros asuntos o enfocados en ver el lado negativo de todo que nos olvidamos de ver lo bonito de la vida y lo que nos ofrece diariamente, o peor aún, no podemos ver lo que nosotros podemos ofrecerle a nuestro entorno para mejorarlo. Si en efecto te has sentido de esta forma últimamente y no puedes sentir en el corazón lo bonito que es el milagro de la vida, y tampoco ves la salida de alguna situación y te alejas del camino de la felicidad, aquí te dejamos algunos valores que podrás aplicar diariamente para construir con ellos un entorno más agradable, al igual que desarrollar buenos sentimientos dentro de ti y en los demás, lo que sin duda, hará que todo en tu entorno prospere.

 

La Amistad

Nuestros amigos son esas personas que libran las batallas con nosotros, y no nos referimos a una cruzada literal, sino más bien una lucha con nuestros propios sentimientos y las situaciones, son  los bomberos que han de tratar de extinguir la intranquilidad, el estrés y cualquier sentimiento que nos perturbe, además nos apoyan y velan por nuestro bienestar, y para mantenerlos, aunque no te lo pidan, tú haces lo mismo por ellos. Son esos con los que tienes un contrato tácito en el que solo ustedes saben las condiciones que funcionan en esa amistad.

La Honestidad

Es uno de los pilares fundamentales de la felicidad, pues es necesario ser honesto con uno mismo y con los demás. La honestidad es la acción de ponerse el corazón en la mano y hablar y obrar a partir de su voz. Cuando te permites ser honesto, te alejas del egocentrismo, por lo que puedes pensar fuera de tu mundo interno, ser real, sincero y auténtico. La honestidad sin duda te ayudará a crear un entorno real.

 

La Libertad

Este es un concepto un poco complejo, puesto que “tu libertad termina donde empieza la mía”. Se suele confundir la libertad con “hacer lo que me da la gana”, y no es así, sino más bien la virtud de poder expresar lo que se piensa, tener y usar nuestros derechos como hombres, pero siempre respetando a los demás.

 

La Solidaridad

La solidaridad es la base de la amistad, e incluso de la humanidad, pues, habiéndote puesto en los zapatos de los demás, los entiendes, y más que eso, actúas para ayudarlos, estar ahí en un momento difícil, aunque sea la primera vez que veas a esa persona. Alegrarte cuando puedas hacerle un bien a otra persona y siéntete feliz por los logros positivos de alguien más. Cuando esto se vuelve recíproco, tenemos un entorno amable con sus habitantes.

 

La Amabilidad

Teje lazos y acerca a las personas aún más. Siendo amable puedes encontrar tesoros humanos increíbles, solo tienes que tratar de ser constante en este valor, y siempre llegaran buenas energías a ti.

 

El Respeto

Respetar a otra u otras personas, o incluso a tu entorno y al planeta, implica reconocer el valor que tiene cada uno, saber que, no es que uno vale más que el otro, sino que todos valen por igual y son igual de importantes, por lo que hay que darle su justo lugar.

 

Esperamos que más que pronto puedas aplicar estos valores en tu vida, y sí ya eran parte de tu día a día, entonces esperamos a que te incentives a repotenciarlos y a vivir una vida llena de bienestar emocional y confort.

 

Fuente: guiadelnino.com