Cuando eres feliz, eres amable Una sencilla y común imagen de borde

Cuando eres feliz, eres amable

 

Las personas felices tienen muchas maneras de manifestarlo, a veces cuando vemos a alguien muy servicial, amable y atento es porque está feliz y tiene un manejo correcto de sus emociones, pero ¿cómo es lo contrario?

A veces somos muy sensibles, por eso cuando nos pasa algo lo exteriorizamos sin darnos cuenta. Una persona que está triste o tiene algún problema quizás no puede ser amable o tiene que forzar mucho su personalidad para poder ser “socialmente aceptable”.

Cuando veamos a alguien que puede parecer gruñón, quizás solo necesita un poco de cariño y comprensión para sobrellevar los problemas personales que tenga.

“Ámame cuando menos lo merezca porque es cuando más lo necesito”