El principal compromiso que tenemos con nosotros mismos Una sencilla y común imagen de borde

El principal compromiso que tenemos con nosotros mismos

Gustavo Beltrán Escrito por: Gustavo Beltrán | Fecha de publicación: 08 de March de 2016

“Tienes que ser el mejor de la escuela”

“Tienes que ir a la Universidad”

“Tienes que tener la novia (o) más guapa (o)”

“Tienes que tener el carro del año”

…Y muchas otras frases más, que seguro hemos escuchado desde que tenemos uso de razón, por parte de nuestra familia, en la escuela y en la sociedad en que habitamos, las cuales se han quedado impresas en nuestro subconsciente como la única forma de ser feliz. La continua lucha interna entre el TENGO vs QUIERO, entre el DEBER SER vs LO QUE VIVES, y así se nos va la vida en esa búsqueda incansable por ser Feliz, la palabra que muchas veces suele sonar imposible para algunos y que crea incluso hasta miedo para otros. Sí, miedo; y es que el miedo nos paraliza, y nos limita. Son precisamente esas limitaciones que hacen que no podamos alcanzar la tan soñada “felicidad”.

Se cree que la felicidad está asociada con lo que poseemos, o lo que hemos logrado en la vida y no en momentos presentes.

Si nos animamos a comprometernos con nosotros mismos antes que con cualquier otro ser humano. Si te comprometes al 300 % a lograr más momentos de plenitud en tu vida, a que cuentes las sonrisas que tienes en un día, los abrazos que das y recibes, las veces que dices “TE AMO”, mirándole a los ojos a esa persona que te acompaña en esta aventura llamada vida. Si agradeces más de lo que pides, si crees en quien eres por encima de cualquier crítica, y si cada día al despertar y abrir tus ojos, tomas una fuerte respiración, de esas que llenan no sólo tus pulmones, sino también tu espíritu, entonces y solo entonces estarás logrando ser pleno, lo cual te llevará a la felicidad.

Existe una encuesta que se le hizo a las personas de la tercera edad, y le hacían una pregunta clave: ¿De qué te arrepientes en tu vida? Y estas fueron las 3 respuestas más comunes:

1.- De no haber sonreído más

2.- De no decirle TE AMO a la persona que amaba más seguido.

3.- De no ser feliz en el momento, pensando que llegaría en el futuro.

 

“De no ser feliz en el momento, pensando que llegaría en el futuro”. Te invito a vivir el HOY, y a comprometerte contigo mismo en ser feliz. Busca más momentos que te llenen de plenitud y verás como sin darte cuenta dirás. “Yo he alcanzado la felicidad hoy”.