Eres lo que imaginas Una sencilla y común imagen de borde

Eres lo que imaginas

Gordana Biernat Escrito por: Gordana Biernat | Fecha de publicación: 27 de October de 2015

Imagínate que tu vida, como la imaginas, estuviese limitada por barreras imaginarias dentro de tu cabeza, que te impiden convertirte en la mejor versión de ti mismo.

Imagínate que, todo lo que pensabas que era cierto sobre ti mismo y sobre tu realidad, resulta ser en realidad creencias prestadas, duplicadas, o imitadas que subconscientemente aceptaste con el tiempo.

Imagínate que, sin saberlo, has ensamblado pedacitos de creencias de aquí y allá en el viaje que es la vida y las has aceptado porque te fueron presentadas por fuentes en las que confías plenamente y te dan seguridad.

Sabiendo esto, ¿estarías dispuesto a desafiar tus creencias y cambiar la imagen que tienes?

Todo lo que crees de ti mismo y tu autoestima reside en tu subconsciente. Él es el encargado de contener las cosas que piensas de ti cuando nadie te oye y las cosas que tú crees y sabes sobre lo que te imaginas que eres. Pareciera ser que el sistema de creencias de tu subconsciente es de tu propia creación, pareciera sentirse como que es algo muy privado. Pero, de hecho, la mayoría de cosas que crees sobre ti y tu realidad, no fueron creadas por ti. La mayoría de tus reacciones, actitudes y comportamientos son programados por la sociedad, la escuela, tus padres, compañeros, libros, la televisión y otros medios. En general, la gente trata de comportarse igual que los programas y creencias que le son presentadas para encajar y huir del dolor que representa ser diferente.

Pues, ten presente que cada suceso, incidente o cosa que te pasa en la vida es en su origen, neutral, solo tú defines cada uno de ellos dándole significado. Es tu definición de las circunstancias las que colorean las experiencias y le dan una carga positiva o negativa.

Es exactamente por eso que necesitas reexaminar tus creencias. Eres el encargado de definir tus vivencias, lo que quiere decir que tus creencias son bastante flexibles. Algunas de ellas son verdaderas y exactas, pero la mayoría necesita ser interpretada para que puedan encajar en tu realidad futura.

Empieza por hacerte preguntas: ¿Por qué? ¿Realmente me afecta? ¿Y qué si…? Empieza preguntando en las situaciones más básicas y ve qué ocurre.

Redefine y reinventa: Realmente es un proceso liberador que te ayudará a transformar las limitaciones en libertad.

Somos lo que creemos que somos: y la materialización de tu propia realidad no escapa de ello. Todo funciona bajo la ley de la atracción. Tus creencias son las que te convierten en la máquina productora de tu propia realidad.

Si quieres que el cambio pase en tu vida debes empezar por modificar tus creencias sobre ti mismo y tu realidad. Tu vida se acopla a la imagen que tengas de ti, y tú, querido amigo, eres El Imaginario.

¡Imagina lo grandioso que eres!