Elige el amor y ve como sucede la magia Una sencilla y común imagen de borde

Elige el amor y ve como sucede la magia

Gordana Biernat Escrito por: Gordana Biernat | Fecha de publicación: 05 de May de 2016

Vivimos en un mundo lleno  de magia. Los pensamientos se convierten en materia, el infinito se desarrolla como el espacio y la eternidad desemboca en el tiempo mientras escribo estas palabras. Cuando era una niña que podía ver esta maquinaria encantada detrás del mundo real. Para mí, las estrellas brillantes en el cielo y las estrellas brillantes en la imaginación de mi mente estaban hechos de la misma materia. Yo sabía que el universo y yo éramos uno y que el universo era mi compañero de creación. Todo lo que tenía que hacer era pedir y el universo me proveería incondicionalmente. Por lo tanto, he aprendido a elaborar mis preguntas cuidadosamente.

Desde que elegí nacer a través de mis padres, que por su propia falta de infancia no sabían cómo expresar amor genuino, mis conversaciones internas con el universo eran a menudo sobre el amor : “¿Qué es el amor”, “¿De dónde viene?” y ” ¿Cómo puedo conseguir más de el? “. A veces, cuando encontraba algún gato amigable perdido en la calle o cuando abraza a mi osito de peluche en la cama podía sentir la paradoja del amor: “Cuanto más das, más tienes”. Pero también sabía demasiado bien, por mis propias experiencias, que “no  puedes dar lo que no tienes”.

Durante mis innumerables conversaciones silenciosas con el universo he llegado a comprender que el amor es uno y no tiene semejantes. Nada más en nuestra realidad tiene las mismas propiedades que el amor. Hay una diferencia peculiar entre el amor y las demás emociones negativas como el miedo o el odio. No sólo la diferencia obvia, sino una más profunda y compleja.

Siempre he sentido  fascinación por una frase de la película “Ghost”, que creo describe la verdadera naturaleza de nuestra fuente, sino también porque el amor es sagrado y todo lo demás es secundario. Al fallecer, el espíritu de Sam vuelve a Molly y dice:

“Es increíble, Molly. El amor en tu interior, lo llevas dentro de ti”.

Lo que él está diciendo en el momento de la muerte es que lo único de  lo que realmente somos  propietarios es de nosotros mismos. Todo lo demás es prestado en la realidad del tiempo y el espacio. Y puesto que nuestro núcleo es el amor incondicional, entonces el amor es todo lo que podemos llevarnos con nosotros cuando retornamos  a nuestra fuente. En ese sentido el amor es lo único que es real y todo lo demás es sólo una ilusión persistente en el tiempo y el espacio.

Déjame ponerlo de otra manera. Ningún recién nacido sabe cómo odiar. Esto es algo que aprendemos durante el crecimiento. El amor genuino es incondicional, mientras que las emociones negativas como el odio requieren condiciones específicas de existir. El odio debe ir precedido de una acción o un pensamiento. Un pensamiento sigue a otro, la creación de la noción de tiempo lo que significa que el odio necesita tiempo para existir. Y puesto que el odio es una frecuencia excluyente que separa y empuja cosas, necesita de espacio. Así, más allá de la realidad del tiempo y el espacio no hay lugar para que el odio habite. El  amor por el contrario es instantáneo, abrazando e incluyendo a todos. No tiene que ser precedido por nada. Simplemente es. Siempre está disponible en el AHORA. Para la alegría del ser.

El amor es el ingrediente base en el tejido del universo que trabaja con una precisión y paciencia infinita.
Al igual que las matemáticas y la geometría, el amor es un lenguaje universal entendido por todos nosotros. Hay un dicho que dice “el amor es ciego”. Sin embargo, desde mi visión el  amor no es ciego, es sólo una frecuencia más alta, transformando todo cuanto se siente en esa vibración. El amor no sólo se transforma desde dentro,  sino que transforma todo lo que se centra  en tu mente desde el exterior. Se crea una atmósfera en la que se incluye incluso la “oscuridad”, se permite y se transforma en luz compasiva, cálida de amor.

El amor es sagrado. Es la frecuencia de tu alma. Cuando buscas respuestas dentro de ti, te estás comunicando con el universo. Te está conectando a un amor puro y de verdad, porque  de eso estas hecho. Esa es la esencia de lo que realmente eres. Cuando estás alineado con esa fuente, no hay pensamientos que se basen en el miedo o en el odio porque conoces el amor en su forma más pura, el que viene de ti.

Hoy quiero compartir el amor incondicional en abundancia con mi esposo y mi hijo. Porque el universo siempre está escuchando y previendo incondicionalmente.

Eres la fuente infinita de amor. Tu libre albedrío para elegir siempre el amor es un tesoro que te da un sinfín de oportunidades para transformar todo en lo que centras tu atención.

Elige el amor y ve la magia detrás del mundo real.