Meditar para lograr el bienestar físico y mental Una sencilla y común imagen de borde

Meditar para lograr el bienestar físico y mental

No hace falta tener ninguna característica especial, ni edad, ni condición física para meditar. Es algo al alcance de todos. Se trata solo de hacer el entrenamiento adecuado. Con la meditación cambiaremos la estructura del cerebro a base de ejercitarlo y precisamente esto cambiará también la forma funcional.  Como consecuencia, la forma en que percibimos la vida tomará una orientación distinta. Inclusive seremos capaces de encontrar con mayor facilidad las respuestas a los desafíos del día a día.

Para iniciarte en la meditación, toma en cuenta los siguientes pasos:

  1. Siéntate en un lugar tranquilo, cierra los ojos suavemente e intenta respirar por la nariz, identificando las sensaciones que se producen en los orificios nasales y en el labio superior cuando el aire entra y sale.
  2. Mantén tu atención en la respiración, evitando distraerte con tus pensamientos. Si aparecen,di internamente “Ahora no” y deja que el aire que exhalas se los lleve o, al menos, los deje en segundo plano.
  3. No intentes cambiar la respiración ni controlarla, solo observa su flujo y las sensaciones. Identifica el momento en que la inspiración y la exhalación se encuentran, y cambia el sentido del aire.
  4. Si notas que la mente se ha distraído, deja pasar ese pensamiento y no le des importancia. Simplemente sé consciente de que la mente se ha distraído e invítala a volver a poner la atención en la respiración.